sábado, 25 de abril de 2015





A través de las hojas, las estrellas
se reflejan en las gotas de rocío,
cabalgan locas a su libre albedrío
con negras nubes corriendo tras ellas.

Etéreos pasos de ágiles centellas
inspirando con su luz escalofrío
asoman al infinito azul sombrío
mostrando los latidos de sus huellas.

 Cálido aliento que a la sombra alumbra
en el inmenso y oscuro firmamento.               
Negro túnel completa la penumbra.           

Envidioso el sol sale a su encuentro
cuando el amanecer ya se vislumbra.

Son corceles jugando con el viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada