lunes, 31 de octubre de 2011

SUEÑOS


                                             

Te despertaré esta noche
cuando todo esté en silencio,
he de soltarte las cintas
que aprisionan tus cabellos,
extenderlos en mi almohada
para que velen mis sueños.
Aleteo de tus manos
sentiré sobre mi pecho
y subiré a la montaña
por las curvas de tu cuerpo.
Como el cóndor de los Andes,
volar tu valle secreto,
percibiendo los aromas
de limón, menta y romero.
Después, besaré tus ojos
para que sigas durmiendo,
y acariciándote el rostro,
yo, me enredaré en tus sueños.


Madrid, octubre 2011

Publicado en la revista literaria ORIFLAMA, nº 19 de diciembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada