viernes, 6 de diciembre de 2013

T R I S T E Z A






                         
Cómo quema el recuerdo atormentado                                             
si la pena me adormece el sentido,                                      
a mi cuerpo le duele haber vivido                                                         
y me pide el final tan esperado.                                                             

Qué tristes son las horas que ha pasado
el alma en el recuerdo dolorido
con el error, acaso consentido,
soportando las cruces que ha penado.

Buscando de mi cuerpo el pecado,                                                                              
en el averno fue tiempo  perdido,         
hallándome  de fuego flameado.           

Todas las ilusiones se han hundido,                      
mi camino habían alumbrado,
lo que tu corazón ha destruido.                                                                                    
                                                                             

Andrés Tello







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada