domingo, 27 de abril de 2014

¡NO A LA GUERRA!



                   



La guerra no tiene nombre
es el aullido silente
de la angustia de la gente
persiguiendo la hecatombe.

Caprichos del gobernante
que tiene a Marte presente
y pagan los inocentes
con una muerte flagante.

El amanecer sangriento
no dejará paso al sol,
todo cubrirá el dolor,
no crecerán los sarmientos.

Tonos de rojo distintos
de sangre cubren los campos
de los valientes soldados
que sucumbieron invictos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario