domingo, 12 de febrero de 2012


Recuerdo con nostalgia
de los bongos los sones,
el ritmo de maracas
y el suelo de madera
de aquel viejo salón.

En medio de la pista,
dos negros, sin camisa
bailan suaves danzones
con lindas cubanitas,
de curvas cimbreantes.

Sentados en las mesas,
varios hombres mayores,
con ojos picarones
fuman un cigarrillo,
apurando su ron.

Ecos de La Habana,
noches del Malecón.
Parejas en las sombras,
amores que se funden,
mecidos por el mar.

La brisa del Caribe,
cenit crepuscular
refrescan a su perla,
la ciudad tan querida
hecha de amor y sal.

Bodeguita del Medio
cuna del buen mojito,
música tropical..
Adorna sus paredes
con firmas de otros mares.

Por la Plaza de Armas
las cubanas ofrecen
flor de caña de azúcar,
las lindas Mariposas
emblema nacional.

En las fiestas locales,
se escuchan en España
trovadas habaneras.
Recordando La Habana,
lloro mirando al mar.

Andrés Tello
Abril 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada