viernes, 28 de noviembre de 2014

GLOSA DE PIE QUEBRADO

Alegría, inmenso gozo
sentí ayer al abrazarte
yo quería solo amarte
y consolar mi sollozo.
-          Andrés Tello  -



Como lucero en la noche
son los ojos en tu cara,
es tu sonrisa tan clara
que de tu boca es el broche.
Tu cabello es un derroche
sobre el brocal de mi pozo
y siento gran alborozo
viendo florecer en ti
el amor que yo te di,
alegría, inmenso gozo.

Fue tan cruel la despedida
con lágrimas en los ojos
besando tus labios rojos
y la mirada perdida.
Anoche, estabas dormida
cuando comencé a besarte,
intenté no despertarte
pues la pena me embargaba,
mi corazón recordaba
lo que sentí al abrazarte. 

A pesar del desengaño
de tus fingidos amores
no siento por ti rencores
y nunca me hiciste daño.
Pensé con sueños de antaño
cuando tu amor me juraste,
pero conmigo jugaste
pues creía que me amabas
y aunque conmigo jugabas
yo pensaba solo amarte.

Perdido entre los ramajes
de los bosques de la vida,
fue mi alma consentida
desgastando los herrajes
y volviendo de mis viajes
recogiendo los destrozos,
recordé mis años mozos,
quise rehacer mi vida,
andar la senda perdida
y consolar mi sollozo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada